Google+ Badge

domingo, 18 de mayo de 2014

CREMA CASERA ANTI ARRUGAS

PRIMERO :Una crema antiarrugas a base de aloe vera y pepino puede ser tu mejor opción para atenuar las

 arrugas e hidratar el rostro. El aloe vera, a diferencia de otros ingredientes, penetra en las capas más profundas de la 

piel actuando contra los radicales libres, los encargados de causar el envejecimiento y, además, estimula la producción 

de elastina y colágeno.

Para preparar esta crema antiarrugas casera, únicamente tienes que licuar 100 gr de pulpa de aloe vera con otros 

100 gr de pepino e ir añadiendo a la mezcla agua destilada hasta crear una crema uniforme y sin grumos. Aplícala sobre

 la piel bien limpia antes de ir a dormir y deja que actúe durante toda la noche.

SEGUNDO:El ACEITE DE ARGAN es uno de los mejores productos naturales para regenerar la piel y tratar las 

arrugas gracias a su alto contenido en vitamina E. Por lo que una crema antiarrugas con aceite de argán es otra 

alternativa excelente

Para hacer esta crema antiedad casera vamos a mezclar unas 10 gotas de aceite de argán con una cucharada de

 miel y dos de yogur natural. Mezcla todos los ingredientes hasta obtener una pasta homogénea y ya tendrás lista tu 

crema para aplicar en aquellas zonas en las que las arrugas sean más visibles.

TERCERO:las uvas son un remedio natural magnífico para las arrugas,son ideales para dar firmeza y elasticidad al cutis. Y para potenciar al máximo sus efectos contra el envejecimiento, vamos a mezclarlas con vitamina E que ayuda a sanar la piel y a disminuir las arrugas y líneas de expresión.
En la preparación de esta crema antiarrugas casera, necesitamos uvas verdes sin semillas y cápsulas de vitamina E. Simplemente, mezcla el contenido de las cápsulas de vitamina E con las uvas bien machacadas hasta obtener una crema consistente

CUARTO:Otra de las cremas antiedad caseras más efectivas puede ser la que contiene aceite de oliva, miel y manteca de cacao. Todos son ingredientes estupendos para disminuir la profundidad de las arrugas y favorecer la juventud de la piel.
Para prepararla, mezcla en un recipiente 3 cucharadas de aceite de oliva, 1 de miel y una cucharadita pequeña de manteca de cacao y calienta la mezcla al baño maría. Por último, cuando estén derretidos, vuelve a mezclar bien hasta conseguir una pasta homogénea y deja enfriar. Aplica la crema sobre el rostro por las noches, incidiendo en las áreas con más arrugas o líneas de expresión.